Lluvia de estrellas fugaces durante este fin de semana – El Vocero de Puerto Rico

La Sociedad de Astronomía de Puerto Rico Inc.(SAPR)organización avalada por el NASA Puerto Rico Space Grant Consortium, informa que durante las próximas noches habrá una lluvia de estrellas fugaces que podrá ser observada a basic vista desde cualquier parte de la isla en horas de la madrugada.

La lluvia de meteoros mejor conocida como “Las Gemínidas” es uno de los eventos astronómicos que más atrae los fanatics las cuales ocurren periódicamente cada año. Las mismas se pueden observar entre el 7 y el 17 de diciembre con un máximo de actividad entre la noche del 13 y la madrugada del 14.

La Sociedad de Astronomía de Puerto Rico, Inc. (SAPR) es una entidad educativa privada Sin Fines de Lucro, establecida e incorporada en 1985. Constituye la mayor y más antigua organización astronómica en la Isla. La organización tiene como misión observar el cielo nocturno, divulgar la astronomía y promover la investigación a nivel enthusiast. La SAPR está afiliada a la NASA a través de Puerto Rico Space Grant Consortium desde el 2002 y sus servicios educativos están respaldados por dicha institución.

Para más información acerca de la lluvia de estrellas fugaces “Las Gemínidas” y de la organización pueden visitar su página de Facebook en https://www.facebook.com/saprinc.

“Este año vamos a tener una Luna casi en su fase llena, lo que dificultará un poco la observación de la lluvia de estrellas después de las 11:00 de la noche del viernes hasta el amanecer del sábado. Esta lluvia de meteoros no está ocasionada por un cometa sino que en este caso por un asteroide de nombre 3200 Faetón descubierto en el 1982”, comentó Josué Rodríguez Colón, vice presidente de la SAPR y miembro del programa educativo voluntario de NASA/ JPL Solar System Ambassadors.

Las Gemínidas se conocen así por su radiante, que es el lugar en el cielo de donde parten todas las estrellas fugaces el cual se sitúa en la constelación de Geminis. Durante este fin de semana se esperan un estimado de alrededor de 20 a 30 meteoros por hora en su punto máximo debido al resplandor e iluminación de la Luna. Se sugiere que el evento celeste se observe desde lugares abiertos, sin ningún tipo de distracción alrededor y apartados de la contaminación lumínica de la ciudad.